Retina recomendada

La genial nota de Retina sobre persuasión, hace pocos días, pone sobre el tapete con sencillez el carácter emotivo de las decisiones de negocio. Esto, a su vez, es la mejor evidencia de la necesidad de dotar a los procesos de toma de decisiones de herramientas cuantitativas de medición: si toda decisión es en esencia emotiva, como medir qué tan buenos somos decidiendo?

Dice Retina:

Las decisiones de negocios no se toman estrictamente de acuerdo con la razón. La investigación en psicología, las ciencias cognitivas y la economía del comportamiento han demostrado que la emoción influye en todo lo que hacemos, incluido el pensamiento y la toma de decisiones.

De donde la discusión sobre la rigurosidad de tal o cual decisión no pasa tanto por su carácter puramente racional -que no existe- sino sobre el cínico reconocimiento de los límites del raciocinio y de la rigurosidad lógica en la toma de decisiones.

Y no es fácil: no sirve de nada insistir con argumentos racionales ni ofrecer algo a cambio. Uno de los primeros pasos a dar es establecer y demostrar credibilidad. En el lugar de trabajo, son los contactos que tienes en la empresa y tu experiencia quienes te avalan.

Con Pretely asignamos ponderaciones de credibilidad a los tomadores de decisiones, a los analistas e incluso a los cuerpos colegiados.